Decor

Kokedama: aprende a cultivar tus plantas ¡sin maceta!

La palabra kokedama se traduce como una «bola de musgo». Se trata de una maceta «viva» colgante en la que los japoneses cultivan sus plantas desde hace mas de 500 años. Los kokedama, son simples, divertidos y fáciles de lograr, además de que son una alternativa eco-friendly de las macetas convencionales y una muy linda forma de decorar tus espacios.

Para hacer un kokedama, tienes que envolver las raíces de plantas pequeñas en musgo y colgarlas para decorar. Puedes usarlo para adornar paredes, cercas, balcones, terrazas con sombra, colgando de árboles o en el interior de tu casa pues ocupan poco espacio. Al ser una técnica hermana de los Bonsái, las plantas crecen frondosas pero no en tamaño.

Muchas plantas pueden funcionar para cultivarse de esta forma pero nuestra recomendación es comenzar por cintas, hiedras, suculentas, helechos y orquídeas, pues son mucho más fuertes y duraderas. En el caso del musgo (que es necesario para lograr tu maceta viviente) utilizaremos fibra de coco para evitar el deterioro de los bosques.

Lo mejor de todo es que son muy fáciles de mantener, incluso si no tienes mucho tiempo. Así que compartiremos contigo, el paso a paso para crear tu propia kokedama en casa, créenos, será una actividad muy relajante.

Necesitarás:
– Una planta
– Hoja de musgo sostenible/ fibra de coco
– Abono para Bonsái
– Mezcla de sustratos
– Hilo de jardín
– Tjeras
– Plato de arcilla/barro

Instrucciones:
1. Mezcla con partes iguales de la mezcla de sustratos y abono para Bonsái.
2. A medida que mezcles, agrega agua hasta que tenga la consistencia parecida a la de un pastel húmedo. Saca la planta de su maceta y retira suavemente toda la tierra de sus raíces con los dedos.
3. Toma un puñado grande de la mezcla y forma una bola, exprimiendo el exceso de agua hasta que se una bien. Divide la pelota en dos mitades con un simple giro.
4. Coloca la planta entre tus dos mitades de tierra y vuelve a formar la esfera alrededor de la planta. Es posible que necesites un par de manos adicionales para este paso. Tapa los huecos con el sustrato sobrante.
5. Coloca una hoja de musgo o la fibra de coco sobre una mesa, luego, pon la pelota en el centro y envuélvale alrededor. Esto puede ser complicado. Es posible que necesites más de una hoja para asegurarte de que la pelota esté totalmente cubierta.
6. Ata una cuerda de jardín alrededor de la circunferencia y anúdala, luego enrolla la cinta o la cuerda alrededor de la pelota hasta que el musgo se mantenga en su lugar. Deja un hilo largo para poder colgarla.

¿Cómo cuidar tu kokedama?

Una vez lista, colócala fuera de la luz solar directa y mantenla hidratada, ya que es muy fácil que se seque. Para regar, sumérgela en un balde de agua y déjala remojar durante unos minutos, vuelve a colgar para secar. Has esto dos veces por semana en invierno y diariamente o cada dos días en los meses de verano (esto puede variar según el clima y la planta que hayas utilizado).

Importante: debes mantenerla húmeda en todo momento, ayúdate con un rociador.

Powered by