¿Por qué Donda de Kanye West es uno de los discos más importantes del año?

Desde 2010 el lanzamiento de un disco de Kanye West es un evento que paraliza a los amantes del hip-hop y de la música en general. Ya sea que lo ames u odies, su música siempre genera controversia. En los últimos 20 años, West pasó de ser la promesa del hip-hop al mesías del género y ahora es aún más que eso. Héroe, villano, empresario y billonario. Lo de genio aún se discute pero sin duda el hombre ya es más grande que el mito.

Esa ha sido la tarea de West en los últimos años, ha tenido una obsesión con su figura pública y se ha encargado que cada una de sus acciones repercutan en su legado. Se casó con Kim Kardashian, creó un imperio de moda que realmente revolucionó la manera en que vestimos, se volvió mucho más religioso que antes, se ha postulado para presidente y ha sido acusado de ser un peón en el juego de unos de los hombres más peligrosos del mundo y ha luchado con sus enfermedades mentales en público más que en privado. Por eso y por mucho más hay quienes creen que su música ya está relegada a un lugar que no es prioritario.

A pesar de eso Donda es otro parteaguas en la carrera de Mr. West. Su décimo disco de estudio es una esperada «obra maestra» dedicada a su madre, la doctora Donda West quien murió en 2007 por una cirugía estética que se complicó. Desde ese momento la salud mental de Kanye comenzó a deteriorarse y muchos veían en el lanzamiento de este disco el momento en que finalmente podía soltar a sus demonios y seguir adelante.

Donda llegó en un momento difícil para el artista. Después de su último disco, Jesus is King, que mostró la nueva faceta completamente religiosa del músico, su vida parecía dedicada a su familia y su religión, pero poco tiempo después los problemas con Kim Kardashian se hicieron públicos y a inicios de 2021 se anunció su separación. West volcó toda su energía en el disco y ahora con la presión de un divorcio, la poca claridad sobre lo que pasaría con sus hijos y el homenaje más grande a su madre, la música parecía su única salvación.

Existe el debate sobre si se puede o debe separar la obra del artista, pero en el caso de Kanye es imposible. Su vida está plasmada en su música, eso es lo que a muchos les ha gustado a lo largo de sus 10 discos, que se siente como un hombre honesto, desde sus sentimientos de grandeza y egolatría, hasta los puntos más vulnerables (todo eso y una producción musical que lo ha vuelto una leyenda viviente).

Genio musical y una de las figuras públicas más controversiales del momento, la llegada de Donda se volvió una expectativa imposible de ignorar, y la estrategia de mercadotecnia se ejecutó a la perfección. West se mudó al estadio Mercedes-Benz para terminar el disco y hacer unas listening parties donde probaba ante miles de espectadores la música que había hecho antes de publicarla oficialmente. Estos eventos se convirtieron en presentaciones más grandes que cualquier musical de Broadway o concierto de Art Rock. Kanye apareció solo en medio del estadio, usó imágenes y videos para incrementar la emoción, fue suspendido en medio del estadio como su figura religiosa favorita, recreó su casa de Chicago, se prendió en llamas y mucho más.

Las presentaciones de Kanye pudieron ser un evento catártico para él, la liberación del pasado y el camino a un futuro menos caótico (incluso Kim lo apoyó y participó en la presentación), sin embargo, con el retraso del disco (algo característico del artista y un stunt que ya se siente más premeditado que accidental), la participación de Marilyn Manson (acusado de violación) y DaBaby (quien recientemente fue cancelado por comentarios homofóbicos y discriminatorios) que contradice sus valores cristianos y la aparente táctica de mercadotecnia más allá de un verdadero evento artístico, parece que Kanye West es mucho más un estratega que un artista y la presentación de Donda al mundo sólo reforzó el sentimiento.

Finalmente, el disco también es importante porque Kanye nunca hace sus discos en solitario. Su música siempre viene acompañada de los nombres más importantes de la industria y en esta ocasión hay versos de Jay-Z, The Weeknd, Travis Scott, Lil Baby, The Lox y otros más controversiales como Manson, DaBaby y Chris Brown.

El hip-hop ha sido el género musical más innovador de las últimas décadas y ha dejado atrás a cualquier competencia. Sólo en los últimos años las nuevas generaciones están volteando al K-pop y es la amenaza más grande que le puede quitar el trono al hip-hop, pero mientras tanto, Kanye y el mundo saben que él es una de las figuras más grandes de la industria y un disco tan esperado simplemente vivirá en la posteridad por el contexto en el que está rodeado. ¿Es un buen disco? Eso te toca decidirlo.