El nuevo album de Jeff Tweedy responde a la pandemia

Jeff Tweedy es un compositor, músico, autor y productor de discos estadounidense mejor conocido como el cantante y guitarrista de Wilco. Su música es conocida por ser melosa, tranquila y con un ritmo que acompaña momentos de paz y calma. Sus letras tienden a ser ‘cursis’ e invitan a la reflexión. Seguramente los conoces por su canción «Jesus, Etc» que tiene más de 62 millones de reproducciones en Spotify.

Tweedy y Wilco crearon un estudio llamado Loft hace veinte años, el cual aún usan e hizo la producción de un álbum durante meses de cuarentena una cosa más fácil. Además de tener acceso al equipo y a músicos de apoyo (sus dos hijos son músicos), el cantautor también se benefició enormemente de un método de escritura regular y confiable, que documenta en su libro «How to Write One Song», que se ha publicado junto con el lanzamiento de su nuevo álbum «Love Is the King».

En Love Is the King, Tweedy cambia a sus compañeros de banda usuales por las personas con las que ha estado en cuarentena: sus hijos. Ambos son músicos, uno es Spencer, que tiene 24 años, y Sammy, que tiene 20. Claramente, el proyecto de cuarentena de esta familia fue hacer música. Además de su libro y este álbum, los Tweedy han estado transmitiendo en vivo sus sesiones en casa en «The Tweedy Show» a través de Instagram.

El título del álbum nos da una pista importante sobre su contenido. En un año y tiempos complicados, algo nos ha quedado claro a todos y es que el amor logra muchas cosas y que, al final del día, es quien triunfa. En «Love Is the King» Tweedy quiso plasmar eso y hacerse a él mismo pasar por un proceso necesario para «sobrevivir» a la situación complicada por la que cruza el mundo. Así como lo menciona en su libro, las canciones son resultado de un hábito más allá de una inspiración divina.

Como dijo en una entrevista para Variety: «[el álbum] nació de la necesidad de sentarme en la planta baja de mi casa y pensar en la canción country más estúpida que se me ocurra, solo para poder decir que hice una canción ese día». En realidad, ninguna de las canciones exige mucha atención por parte de la audiencia, y es parte del encanto del disco. Es música que nació de este anhelo de consuelo, comodidad y conexión en un momento difícil, que al tener de fondo te hace sentir acompañado en casa.