Jack Daniel’s es más que un whiskey, es una tradición

Hacer Jack Daniel’s es un proceso que toma tiempo, porque aunque hay muchas formas de hacer whisky, solo hay una para hacer Jack Daniel’s. Su sabor tan característico se desarrolla en cada paso de su elaboración. Esto es lo que lo ha hecho favorito de los conocedores.

Cada gota de agua que se utiliza para producirlo nace del manantial de Cave Spring, lo que la hace libre de hierro. Es por este lugar que Mr. Jack decidió fundar su destilería en Lynchburg Tennesse, donde se encuentra ubicada esta fuente natural.

Lee también: El Barrelhunt de Jack Daniel’s también se realizó en nuestra ciudad

Todo comienza en las barricas de roble blanco americano, ensambladas a mano, pieza por pieza. Es gracias esto que el sabor dulce, tono ámbar y su distintivo aroma se apropian de cada gota de whiskey. Posteriormente, pasa por un proceso de filtrado a través de tres metros de carbón de maple, para eliminar impurezas y perfeccionar su estado. Una vez dentro de la barrica este whisky madura a su propio tiempo. Está listo cuando está listo.

Y hacerlo con un toque de miel, es aun más interesante. Es una obra maestra. Sin embargo, todas aquellos que lo hacen dedican su vida a hacer whiskey de manera artesanal, lo que hace valer cada hora trabajada.

Jack Daniel's es más que un whiskey, es una tradición - 11-1-jd_honey_pro_16

Jack Daniel’s Tennessee Honey es uno de los productos favoritos de la familia. Tiene un carácter propio que lo diferencia de los demás: su miel. Este año, Honey se une a la celebración del 150 aniversario de la destilería de Jack Daniel, conmemorando su propio proceso con un mensaje que busca enaltecer el sabor de su origen con el mismo Old No.7, pero con un toque de miel, lo que brinda un carácter único “Born Jack. Raised Honey”. Porque no podríamos disfrutar del sabor de Jack Honey sin las notas de Old No.7.

Lee también: Jack Daniel’s celebró su 150 aniversario por toda la CDMX

Jack Daniel's es más que un whiskey, es una tradición - img_0312-copy

Recomendamos disfrutarlo en un trago largo preparado con agua mineral y un toque de refresco de limón, una bebida muy refrescante y balanceada. También puede ser en un shot congelado o en las rocas.

«Born Jack. Raised Honey.»