Platillo de la semana: Sandwich de pollo frito de Frito y Cruel

Un sandwich de pollo frito es garantía de sabor, pero en México siempre se ha visto eclipsado contra la hamburguesa y realmente hasta hace poco no había mucho donde encontrar un buen sandwich que hiciera justicia a lo que es este platillo icónico de la cocina estadounidense.

Afortunadamente, el boom del pollo frito en la CDMX nos ha dado nuevos establecimientos donde es uno de los platillos más importantes o incluso, como en el caso de Frito y Cruel, donde es el único platillo que encontrarás (sin contar con la opción vegana que es de coliflor frita).

Tienen dos versiones del sandwich, el «frito», que es la clásica pechuga empanizada a la que le ponen especias y te dejan elegir el tipo de salsa que tú quieras (salsa cruel, miel picante, mayo habanero o honey mustard), y el sandwich cruel que es la versión picante.

El sandwich frito es exactamente lo que puedes esperar y un poco más. Si estás acostumbrado a los sandwiches de cadenas de comida rápida, por fin encontrarás algo que se hizo especialmente para ti. Olvídate del pollo prefabricado, empaquetado y congelado que se lanza al aceite y que muchas veces se deja enfríar para dártelo pasado por microondas.

Aquí el pollo no sólo es de una porción aceptable, es crujiente por fuera, suave por dentro y el pan es resistente pero suave para soportar el peso del pollo y la salsa.

En una ciudad donde la hamburguesa vive en un peldaño, apostar por el sandwich de pollo frito es arriesgado, pero no dudamos que el sazón de Frito y Cruel rendirá frutos.

Dirección: Colima 76, Roma Norte
Sitio web: Instagram