Festivales en México que fueron un fracaso

¿Qué implica que un festival sea un fracaso? Si ves la película Taking Woodstock puedes aprender todo lo que salió mal al planear el que es considerado el mejor festival de música de todos los tiempos. Se esperaba que llegaran cerca de 50 mil personas, pero el registro muestra que fueron aproximadamente 400 mil almas libres las que peregrinaron hasta Bethel, Nueva York. ¿Es eso un fracaso?

En México la historia de los festivales es compleja. Tal vez no sea tan larga como en otros países, pero por cuestiones sociales y políticas estos eventos masivos han sido ágora de crítica y censura, por lo que en el siglo XX fueron pocos los festivales (de rock) que existieron.

El nuevo milenio trajo nuevas propuestas. Podemos recordar el MotoRokr Fest o el Corona Music Fest, que se transformaron en lo que hoy es el Corona Capital, por lo que no podemos considerarlos un fracaso. También hay otros que son un gran éxito, pero que en años pasados han dejado mucho que desear y finalmente los que realmente no pudieron redimirse y desaparecieron.

Vive Latino 2003

El line up del festival fue grandioso, incluso hoy sería un gran evento. Babasónicos, Café Tacvba, Jumbo, Kinky, Los de Abajo, Natalia Lafourcade, Las Ultrasónicas y más. A pesar de que las bandas tocaron sin problemas, la producción del evento fue pobre y el agua y la cerveza se terminaron muy temprano.

Con el sol en lo alto, los asistentes comenzaron a insolarse y deshidratarse, por lo que la furia del público no se hizo esperar y el Vive Latino tuvo que permitir la salida de los asistentes para comprar agua y después regresar.

Festival Colmena

Desde hace más de 10 años se decía que México sufría de «festivaltitis», pues aunque no muchos grandes festivales que compitieran con el Vive Latino, los festivales boutique, comenzaban a hacer ruido. En ese ámbito nació Colmena, un evento en Tepoztlán que prometía música y unión con la naturaleza.

La carta fuerte fue la banda islandesa Sigur Rós, razón por la que miles de personas asistieron a uno de los pueblos mágicos más importantes del país. Se les prometió un paraíso verde con todas las comodidades, pero muchos lo recuerdan como una cancha de futbol con algunos puestos improvisados. La producción no reparó en las fuertes lluvias de la época que inundaron gran parte del festival y por si fuera poco, Orri, baterista de Sigur Rós, se sintió mal apenas entrada su presentación y tuvo que bajar del escenario, la banda intentó regresar a tocar pero al final tuvieron que cancelar el resto de su presentación y el público que había sufrido mucho ese día vio eso como la gota que derramó el vaso.

El festival fue duramente criticado, pero a pesar de eso, se siguió adelante con la edición de 2009. Se confirmó a TV on the Radio y otras bandas. Algunos ilusos aún mantenían la ilusión y le iban a dar otra oportunidad a Colmena, pero afortunadamente tras la cancelación de su carta más fuerte, el festival fue cancelado y la pesadilla terminó.

Festival Ceremonia 2017

Ceremonia es para muchos el mejor festival de México. Con una gran producción y una curaduría que es la envidia a nivel mundial, siempre es buena idea comprar sus boletos en Early Bird porque el line up será una garantía. Sin embargo, incluso los mejores tienen malos momentos. Así como el Corona Capital de 2014 siguió adelante, pero es recordado por la eterna lluvia que inundó el Autódromo Hermanos Rodríguez (y una gran razón por la que el festival movió su fecha al puente de noviembre), Ceremonia 2017 también se llevó a cabo el domingo 2 de abril, pero tenía que suceder un día antes.

Nadie anticipó que en el Foro Pegaso los fuertes vientos pondrían en peligro a los espectadores y pocas horas antes de que el festival arrancara, con muchos asistentes ya fuera del recinto, una parte del escenario se vino abajo, poniendo en consideración la seguridad de todos. Poco después se anunció que el festival no podría llevarse acabo ese día y que todos podrían regresar al día siguiente.

El festival se llevó a cabo sin problemas el domingo, pero muchos de los que tenían boletos ya no regresaron y exigieron reembolsos, otros incluso optaron por hacer fiestas en la zona de La Marquesa para aprovechar el largo viaje.

Knotfest 2019

México ha tenido problemas con el rock, pero el metal es el género que ha tenido la relación más complicada. Lamentablemente el Knotfest 2019 no ayudó en ese aspecto y aunque no han habido muchos festivales después de ese, parece que quedará en la historia como uno de los momentos más bajos en la industria de la música y el espectáculo en México.

Incendios, saqueos, cancelaciones por la seguridad de la gente y los mismos músicos son parte de lo que el Knotfest dejó tras la edición de 2019.