¿Qué significa vibrar alto o bajo?

Por Carol Pérez Asuaje

La neurociencia, epigenética y la física cuántica son algunas de las ciencias que buscan entender la relación entre lo físico, emocional, mental y espiritual. Algunos autores como Joe Dispenza en Estados Unidos, o Enric Corbera en España, han dedicado sus vidas a entender la correlación que existe entre nuestros pensamientos y nuestra realidad, para lograr descifrar qué significa eso de vibrar alto o bajo.

En México, Mariana Fresnedo es una ingeniera de la Universidad Anáhuac del Norte apasionada de la química, física y matemática que se propuso entender eso de las vibraciones. Después de más de cinco años de leer e investigar, se certificó en The Work, una terapia lingüística cognitiva de Byron Katie para liberar pensamientos estresantes; luego de profesora de mindfulness, meditación y por último coach de vida.

Después de tomar el curso de física cuántica de Mariana, entendí que lo más importante que debemos entender es que “somos materia, hecha de células, hecha de moléculas, hechas de átomos, hechas de electrones, protones y neutrones, que a su vez están hechos de quarks, que no son más que onditas, vibra”, o como lo llamaría Stephen Hawking en uno de sus últimos trabajos: “posibilidades infinitas”.

En su instagram, @quantumquip, explica que la frecuencia vibratoria entonces se refiere a “la cantidad de sube y bajas que tiene una onda durante un período de tiempo; cuanto mayor sean las subidas y bajadas de esa onda, mayor es su frecuencia”. Pero entonces, ¿cómo explicamos la buena y la mala onda?. Según Mariana, “los pensamientos no son más pulsaciones de frecuencia muy poderosos, entonces cuando tienes pensamientos positivos, vibras alto, y cuando tienes pensamientos negativos, vibras bajo.”

Cuando vibramos alto nos sentimos con energía, con “suerte” o en una buena racha, porque nuestros pensamientos están creando una vibración que busca y coincide sólo con frecuencias similares. Pero lo contrario también es verdad, cuando estamos vibrando bajo es que comienzan los problemas, nos sentimos mal, en una mala racha y con “mala suerte”, y parece que nada nos va a sacar de allí.

Por eso es tan importante cuidar la información que consumimos, porque definitivamente tiene un efecto directo en nuestros pensamientos y nuestro pensamiento literalmente crea nuestra realidad. Si te interesa mucho este tema, te recomiendo leer el libro: “Eres vibración” de Robyn Openshaw que lo explica muy bien.

Si quieres vivir una vida de “alta vibración” o con “buena suerte”, comienza por practicar a diario el arte transformar tus pensamientos a positivo. Desde escribir afirmaciones en un cuaderno, hasta seguir cuentas o consumir libros, series y películas positivas, todo te está llevando más cerca a la realidad que sueñas para ti.

Carol Pérez Asuaje es co-fundadora de Bomthea, un movimiento que busca potenciar un despertar en quienes quieren conectar con su intuición y su belleza interior. Imparte talleres de storytelling, escribe sobre terapias alternativas y es conferencista internacional sobre expectativas y vulnerabilidad. Síguela en @carolpereza