Concert Hall

Disco de la semana: “Woman” de Rhye

Antes de que Rhye se convirtiera en el fenómeno que es ahora, su historia era mucho más discreta. Bañada de un misterio que hacía juego perfecto con todo aquello que mostraban, su carrera hasta después de “Woman” fue tan sigilosa que parecía representar perfecto aquella frase que asegura que el amor es ciego. Sin conocer los rostros detrás, el romance de su música era todo el argumento que necesitaban para triunfar.

Lee también: 20 famosas canciones que cumplieron 20 años este 2018

Con tan solo diez canciones, el dúo logró convertirse en una de las sensaciones del R&B contemporáneo e imaginarlo no fue tan complicado. Cercano a los ejercicios de otros como How To Dress Well y con una vasta experiencia detrás (el grupo Quadron los respalda), ambos integrantes se encontraron en una época ideal para hacer un disco sobre una relación amorosa estable. En un mundo en donde la mayoría de las canciones reclaman, atesorar se volvió el secreto para darle vida a “Woman”, un disco debut irresistible.

Lo primero que resalta es la voz, una que al inicio fue confundida con la de una mujer y que después se convirtió en el dulce ideal para recitar versos rojos. Escuchar a Mike Milosh cantar eriza la piel y en canciones como la bellísima “Open” o la sensual “The Fall” acaricia el oído con cautela. En otras, como “Verse” o “3 Days”, seduce a la decadencia. Si la mujer del título permanece omnipresente es porque la voz que brilla no deja que se apague.

Lee también: Escucha esta playlist para una tarde de cobija y chocolate caliente

Pero el triunfo de una poderosa voz no sería nada si la música detrás no estuviera a la altura. En canciones como “Last Dance” o “Hunger” la melodía evoca a la sexualidad de personalidades como Maxwell, mientras que en la titular “Woman” y en “Shed Some Blood” se siente más como un tímido aliento. Como un erotismo recién descubierto. El romance de Rhye en su primer disco es casi tan emocionante como el primer gran amor en la vida real.

De ahí que permanezca tan efectivo como en su momento. Después harían “Blood” y se convertirían en una parodia de todo aquello que lograron con su antecesor. O posiblemente sea todo lo contrario y su teoría del amor tenga un poco más de sentido. Kurt Vonnegut decía que “solo se puede amar tres veces en la vida” y “Woman” definitivamente es la más poderosa en lo que va de la carrera de Rhye hasta ahora.