Disco de la semana: «The New Abnormal» de The Strokes

Nadie habría pensado que en el mundo de la música, una de las grandes sorpresas de 2020 sería The Strokes. Con el lanzamiento de First Impressions of Earth, hace 15 años, la banda dejó de ser un referente al momento de lanzar un disco.

Los siguientes discos fueron lanzamientos que pasaron sin pena ni gloria en las listas de éxitos, uno que otro sencillo que se posicionó en el imaginario de la gente y nada más. Las mayores contribuciones de la banda fueron en sus proyectos separados, pero ahora, sin la presión de entregar algo novedoso, la banda nos sorprendió con The New Abnormal.

The Strokes pasaron de ser la joven promesa del rock a los veteranos que pueden llenar estadios sin importar que no hayan sacado un gran disco en más de una década, pero algo pasó durante ese tiempo que su relevancia comenzó a diluirse entre nuevas bandas, el cambio generacional tampoco ayudó y el rock al que nos tenían acostumbrados simplemente no era lo que la gente pedía.

Irónicamente, The New Abnormal no muestra un cambio en el sonido de la banda, más bien parece que se trata de un disco que llegó en el momento preciso. A diferencia de Angles y Comedown Machine, donde la banda buscó en nuevos sonidos y se alejó de lo que los caracterizaba, este disco parece el verdadero trayecto de una banda que ya no es joven, que acepta el paso del tiempo y trabaja dentro de su zona de confort.

El resultado es un disco orgánico, las canciones no son rápidas y agresivas como hace 20 años, pero a diferencia de los otros discos, nos dan esa imagen de Julian Casablancas, Nick Valensi, Albert Hammond Jr, Nikolai Fraiture y Fabrizio Moretti trabajando juntos en el estudio, recordando por qué formaron la banda y a pesar de los estigmas y problemas internos, volcando todo para hacer un gran disco.

Con la producción de Rick Rubin, quien ha revivido a otras leyendas de la música, The Strokes lanzó The Adults are Talking, una canción que mantiene todo lo que amamos de The Strokes y suma una letra mucho más oscura y existencialista. Selfless y Brooklyn Bridge To Chorus traen la electrónica de sus últimos discos y las lecciones que Casablancas aprendió de sus colaboraciones con Daft Punk.

Bad Decisions es un verdadero regreso a la era de Is This It, pero el flashback no dura mucho, pues en Eternal Summer, adoptan la tendencia del pop psicodélico y lo hacen suyo para después recordarnos que Julian Casablancas tiene un rango de voz que lo hizo uno de los mejores vocalistas del siglo XXI.

The New Abnormal es el disco de The Strokes que ya no esperábamos, que no sabíamos que necesitábamos, pero que nos demostró que hay cosas que llevan tiempo y que al trabajar de lleno en algo, el resultado siempre superará las expectativas.