5 hábitos para tener piernas sanas

Lucir una piernas saludables con prendas como los shorts o faldas es el de deseo de muchas. Pero lo cierto es que hay padecimientos, como las temidas várices, que pueden hacer que te escondas detrás de unos pantalones por resultar «antiestético». Éstas pueden tener muchas causas, sin embargo, sea cual sea la razón, si no las cuidas pueden complicarse y ser más molestas de lo que parecen.

Lee también: 5 razones para hacer sentadillas TODOS los días

Así que si tus piernas siguen sin esas pequeñas marcas de color rojo y azules, entonces todavía estás a tiempo de librarte de ellas. Solo es cuestión de incorporar o cambiar ciertos hábitos que seguramente haces y ni te das cuenta. Pon mucha atención para que luzcas unas piernas sanas.

Hacer ejercicio

5 hábitos para tener piernas sanas - piernas-perfectas-6

La actividad física ayuda a que tu sangre circule y así evitará que tus venas se dilaten. Si no tienes tiempo de hacer ejercicio, por lo menos puedes caminar al trabajo o en vez de tomar el elevador, subir por las escaleras.

Usar la ropa adecuada 

5 hábitos para tener piernas sanas - 3-1

Utiliza ropa cómoda y de tu talla, ya que si utilizas prendas muy ajustadas puedes comprimir zonas que dificulten una óptima circulación.

Lee también: 6 spas en la CDMX para disfrutar de un masaje DEPORTIVO

Cambiar de postura

5 hábitos para tener piernas sanas - piernas-perfectas-4

Si algo debes tratar es no permanecer mucho tiempo de pie, sentado o en la misma posición. Aunque estés en la oficina, haz estiramientos o muévete periódicamente.

No cruzar las piernas

5 hábitos para tener piernas sanas - piernas-perfectas-5

Muchas personas no se dan cuenta del daño que esta posición hace. Evítala por completo. Inconscientemente puedes pasar horas con tu rodilla oprimiendo tus piernas.

Lee también: 6 ejercicios para que los leggings no te traicionen

Usar el calzado adecuado

5 hábitos para tener piernas sanas - piernas-perfectas-2

Ni muy plano ni muy alto. El calzado recomendado es con una altura de 3 a 5 centímetros. Así que si vas a caminar mucho, mejor utiliza un par que tenga estas medidas.