Ser runner te cambia la vida: estos son sus beneficios

¿Ya eres runner de forma activa o recién te iniciarás en la suma de kilómetros? En cualquiera de estos escenarios estás haciendo algo más que actividad física (y quemando algunas calorías). En realidad, esta práctica aporta múltiples beneficios, tanto a tu cuerpo como a tu mente. Si no nos crees, pregúntale a alguien que corre frecuentemente sobre qué cambios ha sentido en las últimas semanas, o sigue leyendo este texto en el que te explicamos los beneficios de correr.

Cuáles son los beneficios de correr

Reduces el estrés

Como toda actividad física, correr te permite liberar hormonas que combaten tus niveles de estrés. De acuerdo con la Clínica Mayo, se aumentan endorfinas, se reducen efectos negativos del estrés al proteger a tu cuerpo y consigues mantener la calma, tranquilidad y concentración en tus actividades. Además, puede ayudar a relajarte y reducir los síntomas de depresión leve y ansiedad.

Reduces el estrés

Si seguimos en este tema de las hormonas, resulta que al terminar una carrera se liberarán endorfinas (la hormona de la felicidad), lo cual te dará un subidón de bienestar. Pero también mejorarás tu autoestima por todo el proceso que implica el running: vas a cumplir objetivos, notarás un mejo estado de salud en ti y sumarás retos a tu rutina. No sucede de la noche a la mañana, pero con el tiempo verás cómo va sucediendo.

Ser runner te cambia la vida: estos son sus beneficios - kevin-grandison-zz9qfuynxhw-unsplash-1480x1142

Fortaleces tus músculos y huesos

Poner en movimiento todo tu sistema muscoesquelético hace que tome fuerza y sea más funcional en general. Cuando corres, eso sucede con tu tren inferior, desde los glúteos a las pantorrillas, y los tendones, ligamentos y huesos. Por un lado, ganas fuerza y construyes resistencia. Incluso, correr puede ayudarte a mantener la densidad ósea y disminuir la tasa que desaparece conforme pasan los años.

Mejoras la salud del corazón y pulmones

El corazón es un músculo, y a partir de esa idea, como todos los demás músculos de tu cuerpo, entre más lo ejercites tendrás mayores beneficios Eso sucede al hacer una actividad física de manera regular, justo como recomiendan especialistas médicos. De hecho, según Mayo Clinic Proceedings, hacer unos 20 kilómetros a la semana te dará los mismos beneficios para el corazón que si fueras un maratonista.  

En cuanto a los pulmones, tendrás una mejor oxigenación de la sangre y con ello te dará una sensación de ehalar e inhalar una mayor cantidad de aire.

Disminuyes el riesgo de enfermedades

Un estudio de la revista JAMA International Medicine refiere que correr puede evitar que desarrolles enfermedades relacionadas con el hígado, la osteoporosis o incluso cáncer. Además, dicen los expertos, se reducen los niveles de colesterol, la presión arterial y con ello el riesgo de problemas cardiovasculares.

De hecho, hablando de los temas de salud, todo el sistema inmune se fortalece, pues de acuerdo con diversas investigaciones, se estimulan las células que combaten afecciones.

Dormirás mejor

Una rutina de 20 a 30 minutos al día puede ayudarte a conciliar el sueño de forma más rápido, ya que liberas endorfinas que permiten que tu cuerpo se relaje. Además, al reducir tus niveles de estrés y ansiedad, es probable que puedas dormir con mayor facilidad y que realmente tu sueño sea reparador.

Solo ojo con el horario que escoges para salir a correr: para algunas personas, el ejercicio en la tarde-noche, les acelera, lo que podría afectar en su momento de ir a la cama, pues quedan alerta y no pueden dormir fácilmente.