Beauty/Spa

7 formas en las que fomentas el envejecimiento de tu piel

Todos pensamos que cuando el tiempo llegue, envejeceremos exitosamente. Pero hay ciertos factores como el estilo de vida y sobre todo, los agentes contaminantes que se pegan en nuestra piel, que contribuyen al envejecimiento prematuro, día tras día casi sin que nos demos cuenta.

Lee también: Beauty tips que no necesitan ningún producto

Desvelarse y comer azúcar son algunos de los principales daños a la piel. Pero a la vez son un poco obvios. Así que repasaremos siete formas en las que nosotros mismos afectamos y colaboramos en el envejecimiento de la piel. Lo peor es que a veces cometemos estos errores inconscientemente. Ahora ya no hay pretextos.

Exposición al sol 


Broncearse es casi un guilty pleasure porque sufrimos de calor y quemaduras, pero a la vez queremos ese tono ideal. Pero debemos recordar que 80% del envejecimiento de la piel es causado por factores ambientales y de ellos, la exposición al sol es el peor. Así que no debemos salir de casa y mucho menos a la playa, sin aplicar bloqueador de rayos UV en cara, cuello y manos.

Lee también: Charcoal Jelly: la manera de quitar impurezas de tu cara

Falta de sueño 


El sueño es reparador para el cuerpo y el alma. Lo cual no excluye a la cara, pues quienes duermen poco, tienden a verse más grandes de lo que son porque el sueño permite a la piel tomarse una pausa de los factores externos y se repara a sí misma. Así que cuando dormimos poco, aumenta la hormona cortisol, la cual es responsable del envejecimeinto.

Falta de limpieza


Sabemos que no es posible ver las bacterias de las contaminación ni los radicales libres que se quedan en nuestra cara. Pero éstos tienen la habilidad de profundizar en la piel. Así que la falta de limpieza hace que se queden estancados en el cutis. Por lo que debemos limpiar todas las noches con productos ricos en antioxidantes. Además es necesario evitar retocar el maquillaje durante el día porque solo hará que empujes más a los contaminantes hacia tu piel.

Lee también: Este es el secreto para eliminar el brillo de tu rostro

Comer demasiado azúcar


El consumo constante de azúcar inflama al cuerpo y después muestra las consecuencias en la cara. Así, las encimas que produce tu cuerpo, rompen con el colágeno y la elastina para reducir la elasticidad de la piel. Por tanto, esto resulta en arrugas y envejecimiento. La solución es reducir el consumo de bebidas artificiales, cereales, barritas, caramelos y harinas.

No tener una rutina constante


Es hora de mejorar nuestra rutina de belleza. Ya que tener un momento de limpieza e hidratación por la mañana o la noche, no hace nada por la piel. Por lo que ser constantes es la mejor alternativa para tener una cara radiante, aún sin maquillaje. Además no necesitamos aplicarnos toda una línea de productos, lo mejor es mantenerlo sencillo con un limpiador y un hidratante.

Lee también: Belleza para ellos: productos para que tu piel no sufra en el calor

No desmaquillarse


Sin importar lo cansados que estemos, no hay excusas para no desmaquillarse. Ya que las pinturas crean una barrera que tapa los poros de la piel y cuando dormimos con ellas, se adhieren aún más.

Limpiar demasiado

Parece un poco confuso que tengamos que limpiar la piel diariamente o de lo contrario, envejecerá prematuramente. Y que al mismo tiempo, no debamos limpiarla demasiado. Pero no hay que irnos a los extremos. Solo hay que elegir un limpiador de acuerdo con nuestro tipo de piel y utilizarlo dos veces al día: una en la mañana antes de aplicar maquillaje y otra después de despintarse. Tampoco hay que exfoliarse a diario.