Balenciaga Triple S: la revolución de los fugly sneakers

A diferencia de otros sneakers que han nacido en las últimas décadas a partir de marcas deportivas que encontraron en los sneakers un mercado de lujo, Balenciaga se ha convertido en una casa de alta costura que ha evolucionado para cubrir este mundo con el mismo respeto y pasión con el que trabajan vestidos y bolsas por igual.

Balenciaga se fundó en 1919 en España, pero con el inicio de la Guerra Civil Española, Cristóbal Balenciaga movió su tienda y operaciones a París, donde reside desde 1937 (la tienda cerró en 1972 pero fue revivida en 1986 para ser el gigante de la moda que hoy conocemos). Hoy Balenciaga opera como las grandes casas de moda, implementando el arte de vestir desde chamarras, bolsos, lentes y más, pero uno de sus grandes éxitos del siglo XXI llegó en forma de sneakers: los Triple S.

Balenciaga Triple S: la revolución de los fugly sneakers - balenciaga-triple-s-grey-red-blue-2018-reissue-product-edited

En 2017 la marca ya había experimentado el éxito con otros sneakers, pero ese año su innovación se llevó al límite con unos tennis tan controversiales que hoy continúan siendo tema de debate. Creados por Demna Gvasalia y David Tourniaire-Beauciel, los Triple S hacen honor a su nombre, pues se trata de una pieza con tres suelas, una de pista, una de basketball y una para correr. Estas tres suelas incrementan por 6.5 centímetros la altura de quien los usa, suficiente para hacerse notar a simple vista.

Desde su lanzamiento, los Triple S fueron conocidos como ugly sneakers (o fugly en algunos casos, diciendo que realmente son fucking ugly) por ser tan distintos al resto de los que se acostumbraba usar, pero esto no fue razón para frenar su éxito, en pocos años los Triple S se han convertido en un objeto de culto, tan burlado como imitado y es gracias a ellos que el diseño de sneakers ha apostado por ir más lejos que nunca.

Balenciaga Triple S: la revolución de los fugly sneakers - balenciaga-edited

Tal vez no todos tienen unos Triple S, pero con su gran plataforma, su diseño en «U» y la peculiar elección de colores para ciertas ediciones especiales, Balenciaga demostró que siempre se ha caracterizado por deconstruir la moda para hacerla bajo sus propias reglas.

Conoce más sobre los Triple S de Balenciaga al dar clic aquí.