See

¿Qué hacer si estás durante 48 horas en Ottawa, Canadá?

La capital canadiense, a pesar de ser una ciudad pequeña y tranquila, guarda secretos que vale la pena descubrir. Desde museos y restaurantes, hasta maravillas naturales que te quitarán el aliento… ¡ten por seguro que se quedará en tu memoria por siempre!

Nuestra recomendación es la siguiente: si vas a Toronto o a Montreal, ¡escápate un par de días a Ottawa (queda justo en medio de estas dos metrópolis)! ¡Valdrá la pena! Será tiempo suficiente para conocer algunos de sus tesoros más importantes y para hacerle check en tu lista de lugares alrededor del mundo.

Lee también: 6 formas de conocer Ottawa al estilo del actor Luis Gerardo Méndez

Lo único que debes hacer es decidirte y seguir el siguiente itinerario. Todas las actividades y lugares que sugerimos ya las hicimos y visitamos, entonces puedes confiar en que será el mejor plan para disfrutar Ottawa al máximo en tan poco tiempo. ¡Guarda este link!

*OJO: las actividades marcadas con un asterisco (*) deben ser reservadas con anterioridad.

Primero, ¿dónde hospedarse? En el Fairmont Châteu Laurier

La cadena de hoteles Fairmont es originaria de este país norteamericano. En cada ciudad que visites tendrán una imponente presencia con exclusivos hoteles ubicados en castillos (gran parte de ellos) o edificios históricos. Y Ottawa, la capital canadiense, no es la excepción. El Fairmont Châteu Laurier, como su nombre lo dice, es un castillo. Fue construido a principios del siglo XX, por el dueño del Grand Trunk Railway, quien murió en el hundimiento del Titanic y nunca pudo ver esta obra completada.

A pesar de tener una apariencia clásica en su exterior, la decoración de las habitaciones es más fresca y contemporánea. Te encantará la alberca techada (tiene un feeling de los años 20 que atrapa) y su increíble ubicación justo a un lado (al cruzar el río) del Parliament Hill.

Puedes reservar y ver más sobre este hotel al dar clic aquí.

 

Lee también: Ottawa: una ciudad que te sorprenderá por su historia y estilo

 

Día 1

– Ve por un café y snack al Bridgehead Coffee.
– *Dirígete al punto de encuentro para comenzar tu tour en bicicleta alrededor de la ciudad (puedes seleccionar entre estas dos opciones de guías: opción 1 y opción 2).
– Ahora sí, a brunchear como te mereces en The Hintonburg Public House, un lugar con ambiente muy acogedor en donde no te puedes perder las hamburguesas y por qué no, alguna de sus cervezas artesanales.
– Es hora de continuar el recorrido en el Canadian Museum of History. Asegúrate de recorrerlo ¡todo! Te sorprenderás con la enorme colección de tótems, el mural de colores en el techo y los recorridos de la parte de adentro. Además la vista del Parliament Hill desde ahí es verdaderamente única.
– Después del museo dirígete al restaurante El Camino. Es un espacio con espíritu mexicano contemporáneo. Y aunque sabemos que es complicado encontrar buena comida mexicana fuera de nuestro país, este lugar vale la pena porque el ambiente es relajado, divertido y los tacos sí están muy ricos. ¡Pide tu mesa en la terraza si es que hay lugar! Deja un poco de espacio para la siguiente parada…
– *Si te gusta la cerveza entonces te encantará tomar un tour por algunas de las breweries más famosas de la ciudad. Al dar clic aquí encontrarás varias opciones de recorridos.
– Y para cerrar la noche con broche de oro (y muy satisfechos) ve a cenar a The Albions Rooms. Ahí no te puedes perder las tablas de charcutería y la hamburguesa de alce.

 

Lee también: ¿La mejor forma de conocer Toronto? ¡En Bicicleta!

 

Día 2

– Levantarse temprano en la vacación es un pecado, así que disfruta la cama del hotel y cuando estés listo, prepárate para disfrutar el brunch en Benny’s Bistro, que es un imperdible. Este espacio está al fondo de la panadería French Baker.
– *Una de las experiencias insignia de Ottawa es subirse al Amphibus Lady Dive, un *autobús* que puede *navegar* por el Rideau Canal como si fuera un barco. ¡Lleva tu cámara!
– Después del paseo, es momento de conocer la escena artística canadiense en the National Gallery of Canada. ¡No olvides tomarte una foto con la araña de Louise Bourgeois que está afuera!
– Prepárate para llevar souvenirs a quien más quieres y vete de shopping al CF Rideau Centre… ¡nos traes algo!
– La última cena en la capital canadiense debe ser muy especial, por eso el lugar para cerrar el viaje es Riviera, uno de los hot spots más cool de la ciudad. Su decoración es muy original y el menú es garantía sin importar lo que escojas.
– Y claro, tu visita no estaría completa sin un par de drinks en una terraza al estilo The Happening,  como la del Copper Spirits and Sights Rooftop Bar. Está ubicado en el hotel Hyatt Andaz y su vista es impresionante. Prepara tu cámara para tomar una de las mejores caras de esta ciudad y disfruta de cocteles clásicos y de autor hechos con mezcal, vodka, whisky y lo que te quieras imaginar.

Para saber más, reservar y/o adquirir entradas da clic sobre el nombre de cada lugar.

¿Quieres más recomendaciones? Entonces da clic aquí y conoce todo lo que puedes hacer en esta fascinante ciudad.