4 lecciones de amor para el siglo XXI

Nuestra manera de amar y relacionarnos ha cambiado de manera inimaginable durante los últimos años. Los avances sociales tecnológicos han permitido que encontremos nuevas formas de ver la vida, encontrar el amor y la felicidad.

El amor es tal vez uno de los temas en los que más pensamos como seres humanos. Tal vez no lo hemos estudiado tanto de manera intelectual, pero es cierto que todos ponderamos sobre el concepto del amor de vez en cuando. Por eso queríamos dejar algunos puntos sobre lo que creemos que es el amor en el siglo XXI.

4 lecciones de amor para el siglo XXI - diseno-sin-titulo-28

Adiós al amor romántico

Aunque para muchos es la idea más grande de lo que es el amor, la idea de amor romántico realmente lleva apenas unos siglos entre nosotros, sin embargo, se ha convertido en la esencia de lo que son las relaciones para muchas personas. Este “darlo todo” y llegar a extremos insanos por tu pareja no es una buena forma de relacionarnos y aunque siempre hay espacio para el romance, respetar la autonomía y las diferencias siempre será una mejor manera de vivir una relación.

El amor viene en todas formas y sabores

Esta época ha estado marcada por cambios radicales en la sociedad y una de las grandes batallas en el siglo XXI ha sido por amar a la persona que deseamos y amar nuestro cuerpo como queramos. Aún hay muchos países donde ser homosexual es castigado y en ciertos lugares incluso con la pena de muerte. También hay otros países donde se dieron grandes avances a favor de la comunidad LGBTTQIA+ y ahora hay grupos (bastante grandes) que buscan eliminar esos derechos y garantías universales simplemente porque piensan diferente.

4 lecciones de amor para el siglo XXI - sabrina-2022-03-24t004654886

La expectativa es la madre de la decepción

Claro que al pasar tiempo con una persona puedes esperar cosas de ellas, pero poner a las personas (no solo de manera romántica, sino de cualquier forma) es la vía más rápida a la decepción. Estamos en una época donde ya sabemos que no hay nadie perfecto, que las apariencias son solo eso y que si nosotros conocemos nuestras mil y una debilidades, no podemos suponer que los demás no las tienen.

En una relación es válido esperar cosas de tu pareja, después de pasar tanto tiempo con alguien es inevitable que suceda, pero debes ser realista con esas expectativas y no llevarlas al plan de lo irreal, donde esperas que hagan, digan o se comporten de cierta manera TODO el tiempo.

La comunicación es esencial

Aunado a todo lo anterior, la comunicación es el nuevo amor romántico. Si antes se pedía que las parejas funcionaran de tal manera que se pudieran leer la mente, hoy es más que necesario que sepan comunicarse, de esta manera más allá de suponer o hacer cosas que tal vez no tienen sentido y no apoyan para nada a la relación, realmente están construyendo algo sobre una base real.

Aunque parece fácil, la comunicación es algo que se pierde, distorsiona y rompe, por lo que se debe cuidar y fomentar en todo momento. Claro, también hay que ser coherentes y darle espacio a nuestra pareja.